Un estudio ha permitido identificar experiencias innovadoras usando las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) para incrementar el desarrollo y la cohesión social.

foto 2

Estamos viviendo un momento de progreso tecnológico sin precedentes. En la historia de la humanidad nunca se había observado una aceleración de la generación de conocimiento científico y tecnológico al ritmo actual. Este fenómeno creciente, estudiado y denominado Singularidad Tecnológica, prevé que en 2045 se pueda llegar a un grado culminante de innovación y creación de inteligencia.

Uno de los elementos más relevantes de este fenómeno tiene que ver con su carácter global, ya que el progreso tecnológico no se limita a países tradicionalmente propicios a la innovación sino que se extiende a países emergentes, por ejemplo China, India o México.

En este marco se han podido identificar experiencias innovadoras relevantes que suponen la utilización de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) para la resolución de problemas/necesidades sociales de poblaciones de bajos recursos. Las tecnologías pueden tener un papel capital en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y en la mejora de calidad de vida de los más desfavorecidos.

En este proceso, cabe destacar el papel de los nuevos modelos de trabajo en alianza y colaboración, compartiendo riesgos y beneficios, que involucran a actores públicos y privados, del norte y del sur, locales, internacionales y transnacionales, permitiendo encontrar soluciones de escala mediante modelos de intervención híbridos que de otro modo habría sido imposible desarrollar.

Otro factor importante que ha hecho posible este alcance de innovación es el crecimiento mundial del denominado conocimiento libre. El desarrollo del Software abierto y libre, la aparición del Hardware libre, y el movimiento “maker” basado en el uso de impresoras 3D complementan enormemente el uso de las TIC y brindan nuevas oportunidades de desarrollo.

Desde la empresa Eptisa, en colaboración con la entidad social Integra-e, se ha querido analizar el impacto de este fenómeno con la realización de un estudio sobre las nuevas aplicaciones de las TIC orientadas a poblaciones de bajos recursos con objetivos de desarrollo humano, económico y de cohesión social. Este estudio ha permitido observar cómo las TIC pueden incidir en el desarrollo humano según el enfoque de capacidades y derechos humanos, en la pobreza y en la cohesión social.

Bien empleadas, las TIC pueden incidir en el desarrollo humano, en la pobreza y en la cohesión social.

Entre las aplicaciones analizadas en el estudio, se han seleccionado para el presente artículo tres iniciativas que ilustran con particular relevancia la posibilidad de usar las tecnologías para contribuir al desarrollo humano y económico de las zonas más desfavorecidas.

La primera iniciativa destacada es un proyecto implementado en Sri Lanka con objetivo de mejorar el acceso a la educación en zonas más remotas. Gracias a la implementación de un sistema digital interactivo de auto-aprendizaje,  estudiantes que viven en zonas remotas tienen la posibilidad de preparar los exámenes nacionales. La herramienta usada es un portátil ligero (tipo netbook o tablet), y con internet accesible desde Smartphone. La alimentación se produce por energía solar. El proyecto intitulado Shilpa Sayura e-School [1] ha tenido un impacto importante en términos de educación, acceso a oportunidades, empleo y multiculturalismo.

Otra iniciativa exitosa, implementada por la entidad Ushahidi [2], es un mapa interactivo basado en un software que permite recolectar reportes in situ a través de mensajes de correo electrónico y SMS que luego son visualizados con Google Maps. La plataforma creada permite recopilar las actividades, acciones y situaciones conflictivas en un lugar determinado para poder actuar o prevenir riesgos. En Kenia, la iniciativa contaba con más de 45.000 usuarios en 2012, cifra que ha seguido aumentando. Esta innovación ha tenido un impacto importante en el nivel de vida, de libertad y seguridad, de libertad de expresión y participación política de las poblaciones beneficiadas.

Tercer ejemplo relevante es el proyecto  Biotics-4 [3], una plataforma creada por la red internacional NatureServe que permite recopilar datos y elaborar inventarios de biodiversidad para la conservación de especies. La tecnología informática avanzada es esencial para proporcionar y manejar efectivamente la información sobre la conservación de la biodiversidad. El proyecto ha permitido recopilar datos, información registrada de más 500.000 ocurrencias de especies amenazadas y comunidades naturales. A escala más global, ha generado un mejor control sobre procesos y recursos.

Estos tres ejemplos ponen de manifiesto el papel relevante que pueden llegar a tener las TIC si se tratan desde un enfoque pro-desarrollo. El mundo de las tecnologías se encuentra en constante evolución y crecimiento, depende de nosotros el uso y la orientación que hagamos de ellos. Para alcanzar mejores resultados y promover el desarrollo del interés general, es importante que todos los actores, tanto privados como públicos, movilicen sus esfuerzos en esta dirección.

Para más detalles, consulte el estudio completo: http://www.newwayssustainability.org/wp-content/uploads/2016/03/Informe-TICS-eptisa-14.03.2016_redu.pdf 

[1] Más detalles en http://www.shilpasayura.org/papers/Shilpa_Sayura_case_study.pdf

[2] Para más detalles, visite la web https://www.ushahidi.com/

[3] Más detalles en http://www.natureserve.org/conservation-tools/natureserve-learning-center

1 Comment

Leave a Reply