La implantación de un Biodigestor en una comunidad del norte de Argentina ha generado mejoras significativas en ámbitos sociales y ambientales

Autores: Asociación Civil Colonia Jaime [i] e Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) [ii]

Foto 1

Desde hace más de 83 años, en el interior de Santiago del Estero, de la República Argentina, existe una comunidad única en sus características llamada Colonia Jaime. Fue fundada en el año 1932 por el Filósofo Español Joaquín Trincado, con el propósito de practicar y demostrar la vida comunal en todos sus aspectos.

La comunidad está conformada jurídicamente como una Asociación Civil, de naturaleza filosófica, sin fines de lucro y con el objetivo de la promoción del bien común. Está integrada por 82 personas (23 familias) y cuenta con  607 hectáreas donde llevan  a cabo sus fines institucionales

En la comunidad se estudia y trabaja en común, se convive y se comparten los espacios como el comedor comunal, donde almuerzan y cenan todos juntos. Los recursos que generan las distintas actividades productivas (Agricultura, ganadería, avicultura, lechería, entre otras) se reinvierte en la entidad.  Y posee una sola Cocina Comunal, la cual ha sufrido grandes cambios en los últimos años.

En el año 2012, por iniciativa de la Secretaria de Desarrollo, Ciencia y Tecnología del gobierno de la provincia de Santiago del Estero, de la asistencia técnica del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), y del personal de la comunidad, se llevó a cabo el desarrollo del proyecto “Generación de biogás a partir de estiércol de vaca de tambos para cocina comunal” en el Tambo (lechería) “El Madrugon” de la misma comunidad.

Como resultado de este proyecto, se implantó en la colonia un Biodigestor  con el objetivo de satisfacer 3 necesidades importantes para mejorar el desarrollo de la comunidad. En primer lugar, la Generación de Gas metano (Biogás) para facilitar el uso de la Cocina Comunal y otras áreas productivas. Por otro lado, la utilización de bioabono para fertilizar los campos y optimizar los recursos. Y por último, la disminución de vectores de contaminación, principalmente generados por el estiércol.

Con esta nueva tecnología, se realiza la biodigestión gracias a tres reactores compuestos por tres tanques plásticos tricapa de 15 m3 y en uno de 26 m3, utilizando el estiércol recolectado por la limpieza del corral de espera de la sala de ordeñe. Los reactores se encuentran equipados con sistema de agitación diseñado estratégicamente para trabajar con deflectores, además de un sistema de calefacción con el objetivo de mantener al sustrato (producto a fermentar) a 37° c. Cabe destacar que estos sistemas están automatizados y controlados vía remota. Los reactores están aislados exteriormente con una protección mecánica para evitar el deterioro del aislante.

El biogás generado se obtiene por la parte superior de los reactores y está almacenado en un gasómetro construido con tanques plásticos con una capacidad de captación de 8 m³.

Actualmente se producen aproximadamente 50 m3 de biogás al día con la siguiente composición:

Gases Nomenclatura Valor
Metano CH4 57 – 59 %
Dióxido de carbono CO2 44%
Oxigeno O2 0,5%

En una siguiente fase, el biogás es filtrado, comprimido y almacenado en un zeppelín de 4,5 m³ a 10 kg/cm2.

El biogás se transporta hacia la cocina mediante cañerías subterráneas y hacia las dependencias productivas para su uso.

Una vez efectuada la biodigestión se recolectan aproximadamente 2 m3/día de bioabono, el cual se utiliza para la fertilización y recuperación de tierras para la actividad agrícola.

Los beneficios del proyecto no solo son energéticos y ambientales, sino también de índole social y sanitaria.

Los beneficios del proyecto no solo son energéticos y ambientales, sino también de índole social y sanitaria, dado que en la cocina comunitaria se han conseguido reducir los tiempos de cocción en un 50%, mejorando las condiciones de trabajo de las personas responsables de esta tarea. Se han igualmente reducido los costes para la comunidad con el aprovechamiento de residuos para poder producir energía.

El enfoque del biodigestor está en línea con la filosofía de vida de la Colonia Jaime. Nuestra responsabilidad como habitantes del planeta es encontrar las mejores soluciones para contribuir a un planeta más limpio y ecológico.

 

[i] Para más información: www.coloniajaime.org

[ii] Para más información: http://www.inti.gob.ar/santiagodelestero/

Leave a Reply