La recuperación del curtido de cuero en el Impenetrable Chaqueño y su impacto en el desarrollo económico de la región 

Autor: Carolina Cenzano

FullSizeRender

En esta entrada, vamos a esbozar brevemente la metodología con la cual se articulan diferentes eslabones dinámicos de la cadena de valor del cuero en la región NEA (noreste argentino). Si bien se hace foco en la experiencia del curtido de cuero en el Impenetrable chaqueño, es de vital importancia contextualizar la actividad dentro de su proyecto marco, para poder brindar una mirada más amplia.

El proyecto marco, “Especializaciones teórico-prácticas en territorio”, propone experiencias reales de aprendizaje recíproco entre diferentes actores de un mismo rubro, en un mismo territorio. La primera propuesta surgió para el rubro Cuero y las empresas de diseño locales. En este sentido, el proyecto titulado “El Cuero en las empresas de Diseño”,  se basa en lograr posicionamiento en el sector de diseño en la provincia, dirigiendo la atención al sector de empresas de diseño de autor  en indumentaria y accesorios. El principal objetivo es vincular las empresas de diseño con las materias primas regionales, para lograr productos de calidad y afinidad regional. Se plantea esta vinculación tecnológica y proyectual, de los distintos sectores dinámicos de diseño de la región con el sector del cuero, los productores primarios de ganado menor, artesanos, talabarteros, marroquineros y curtidores pequeños y medianos, para el futuro desarrollo económico y técnico de estas; generando desarrollo e innovación en todas las áreas involucradas y resolviendo un circuito productivo que utilice recursos humanos de la provincia. Gran parte de este proyecto fue subvencionado por la Secretaría de Empleo de la provincia del Chaco.

Las pieles son el subproducto de la industria de la carne, industria estratégica en el desarrollo de la región NEA. El cuero, o pieles con tratamiento químico para evitar su putrefacción, se pueden utilizar a su vez como materia prima para la manufactura de prendas de vestir, calzados, accesorios de artesanía, cuadernos, vainas, etc.  La cadena productiva del cuero en la región NEA es un sector en el cual, por razones de carencia técnica y administrativa, no se explota el potencial para generar puestos de trabajo, tanto directos como indirectos. Se plantea, entonces, ubicar productos con identidad regional en otros mercados remotos y generar el ingreso de divisas extranjeras por medio de exportaciones y turismo (rubro en el cual la región se encuentra favorecida por la ubicación geográfica estratégica de las provincias que la componen, lindantes con los países de Uruguay, Brasil, Paraguay y parte de Bolivia).

Los destinatarios seleccionados para este proyecto, son diseñadores y emprendedores con experiencia en el mercado textil y accesorios, que aportan innovación, originalidad y buen desarrollo técnico a sus productos, incorporando de manera comprometida, materia prima nativa.

El sector de Diseño de Autor de la región NEA, está coordinado por el Centro Chaco del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), quién dirige acciones constantes de competitividad, asistencia técnica, capacitación y articulación de cadena de valor. Este proyecto es guiado y apoyado por especialistas de INTI.

Por Diseño de autor, entendemos a todo producto u objeto de diseño que evidencie la identidad de su autor, tanto de su forma de pensar como de su entorno. En dicho entorno, incluimos materias primas, historia de su región, singularidades geográficas, música, técnicas ancestrales, vegetación autóctona, etc. El concepto de diseño de autor está muy relacionado con el enfoque de moda sostenible.

Cada empresa seleccionada trabaja sobre tres áreas distintivas en cada uno de los tipos de cueros que se aborden: área tecnológica, proyectual y comercial; en diferentes partes de la cadena de valor como curtiembres, confección e intervenciones en el sector cueros (industrial y artesanal). En este contexto, se guiaron distintos tipos de actividades y experiencias de relevamiento de realidades del cuero en el territorio.

Junto al grupo de empresas de diseño seleccionadas, emprendimos el viaje que cambiaría significativamente nuestra mirada de un entorno cercano y conocido, aunque nunca explorado ni asimilado. Comenzamos nuestras actividades con una observación en terreno del trabajo de curtido con raíces en el Impenetrable chaqueño, que como su nombre lo indica, es un monte con una vegetación tan hostil por sus espinas, que por ese motivo se ha ganado la fama de impenetrable.

Don Luna nos hizo partícipes de todo el proceso de curtido artesanal, rescate de técnicas de curtido que utilizaban los indios Wichi de la zona.

Es donde conocimos a Don Luna,  un artesano criollo que vive en el impenetrable, realizando curtidos vegetales de cuero de cabrito y productos de cuero, con un proceso absolutamente orgánico y precario. Don Luna nos hizo partícipes de todo el proceso de curtido artesanal con raíces que él mismo recolecta en este monte impenetrable. Esta técnica de curtido con raíces de un árbol autóctono llamado “Paloma Yuyo”, es un rescate de técnicas de curtido que utilizaban los indios Wichi de la zona.

Pudimos ver todas las marcas que tenían los cueros de cabritos que estaban secándose muy precariamente al aire libre, marcas que claramente son huellas de la hostilidad de ese monte impenetrable lleno de espinas en el que los animales conviven. Con este anclaje  regional, se ha estimulado la mirada sensible de los diseñadores que buscaron los cueros más dañados, los que mayor cantidad de marcas tenían, para trabajar con un recurso de su entorno que contara la relación de esos cabritos con el Impenetrable chaqueño.

El cuero cuenta su historia y a través del cuero, nosotros contamos la nuestra.

Durante los últimos tres años, el Instituto Tecnológico Industrial de Argentina (INTI) recibió el apoyo de la Unión Europea a través de un Programa de actualización tecnológica y mejora de la competitividad de las Pymes del Norte de Argentina. La  asistencia técnica fue aportada por Eptisa.

Leave a Reply