La UE ha querido reafirmar su compromiso en la lucha por un desarrollo sostenible a través de un documento publicado recientemente.

Autor: Mélanie Romat

europa sostenible

La Unión Europea ha publicado la semana pasada un comunicado[1] detallando sus políticas, compromisos y acciones para contribuir a la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

El documento de 19 páginas establece conexiones entre cada uno de los ODS y las políticas de la UE, haciendo hincapiés en las acciones a llevar a cabo en el marco europeo para mejorar la sostenibilidad social, medioambiental y económica de aquí al 2030.

Por ejemplo, para responder al Objetivo 2 (“Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible”) se explica cómo la recién reformada Política Agrícola Común se ha basado en tres objetivos principales: una producción alimentaria viable, una gestión sostenible de los recursos naturales y un desarrollo territorial equilibrado.

La Política de Pesca Común es otra medida de la UE que permite alcanzar una mejor gestión de los recursos para producir una alimentación más sostenible. Se menciona igualmente el Fondo de Ayuda Europea para los Más Necesitados (FEAD) que apoya los estados miembros para que provean comida a las poblaciones más necesitadas.

Algunas herramientas de la política de la UE son más transversales y posibilitan el acercamiento al cumplimiento de varios ODS a la vez. Es el caso del Plan de Inversión que ambiciona movilizar 500 millardos de Euros para invertir en diferentes áreas de la economía europea de aquí al 2020, a través el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (EFSI en inglés). Este plan debería permitir inversiones en sectores como la salud, la educación, el agua, la energía, el transporte y otras infraestructuras, industrias y agricultura, así como la promoción de iniciativas futuras, por ejemplo las energías renovables, la economía circular, la adaptación al clima, siempre teniendo en cuenta la sostenibilidad como meta principal.

Se prevé que en su segunda fase, el EFSI dedique como mínimo el 40% de sus actividades a la lucha contra el cambio climático. Por otro lado, hay un compromiso político para destinar al menos el 20% del presupuesto de la UE en actividades relacionadas con la lucha contra el cambio climático. Además, se pretende que el 60% del presupuesto del Programa Horizonte 2020 contribuya al desarrollo sostenible, y el 35% a las medidas en defensa del clima.

Como parte de la Asociación Global para la implementación de los ODS (ODS17), la UE se ha comprometido en proporcionar el 0,7% de su PIB en proyectos de Asistencia Oficial al Desarrollo y el 0,15% para la ayuda a Países Menos Adelantados a corto plazo, con el fin de llegar al 0,20% en 2030, plazo fijado por la Agenda.

La Economía Circular es otra componente importante del conjunto de acciones Europeas, que abarca varios ODS (6, 8, 9, 11, 12, 13, 14, 15). La transición hacia la economía circular ofrece oportunidades a nivel de empleo y potencial de crecimiento, fomentando el consumo y modelos de producción sostenible. Representa una oportunidad para la UE de modernizar su economía, y permitir que llegue a ser más verde y competitiva. Teniendo en cuenta estos aspectos, la Economía Circular representa una prioridad en la agenda europea. Para ello, se ha elaborado el Plan de Acción de la Economía Circular en 2015 y se prevé que un Marco de Seguimiento de la Economía Circular en Europa esté disponible en 2017.

Las ciudades ocupan una posición central ante los retos económicos, medioambientales, y sociales.

Otro reto planteado por los ODS (objetivo 11): el papel que ocupan las ciudades en una sociedad cada vez más urbanizada. Las ciudades ocupan una posición central ante los retos económicos, medioambientales, y sociales, puesto que el 70% de los europeos vive en ciudades y que el 85% del PIB europeo se genera en núcleos urbanos. Luchar contra las emisiones de CO2, la desigualdad social, el desempleo y la contaminación son los retos que se plantean en relación con esta nueva realidad urbana.

La Acción Externa de la UE está en línea con la Agenda 2030, con una cooperación al desarrollo basada en el respeto de los derechos humanos, la inclusión, la participación, la igualdad, la transparencia y la lucha contra la discriminación. Manteniendo esta visión, la UE ha presentado conjuntamente con la comunicación aquí analizada,  el Nuevo Consenso Europeo sobre el Desarrollo “Nuestro Mundo, Nuestra Dignidad, Nuestro Futuro”[2]. Este documento va más allá del enfoque tradicional de cooperación internacional y se centra en cómo movilizar los recursos más amplios para financiar los ODS, combinando fondos internos y contribuciones privadas, fomentando la colaboración público-privada.

El seguimiento de los indicadores de avance en la implementación de los ODS será clave para medir la contribución de la UE en el futuro. Para ello se han definido una serie de herramientas permitiendo seguir y monitorear los progresos de los países europeos, mediante la publicación de informes regulares. Un cuadro detallado de los aportes de la UE en este marco se puede encontrar en la publicación Eurostats emitida paralelamente a este comunicado[3].

A partir del año 2017, la Comisión proveerá información más regular y detallada con herramientas transversales recogiendo datos de la Comisión, de las varias Agencias, Estados Miembros y el Servicio de Acción Externa. El objetivo perseguido es ofrecer un monitoreo riguroso del compromiso de la UE y los esfuerzos que quedan por hacer para cumplir los objetivos de la Agenda 2030. El reto es ambicioso pero está en manos de todos replantear el papel de las esferas públicas, privadas y de la sociedad civil para conseguirlo.

 

[1] Disponible online: https://ec.europa.eu/europeaid/sites/devco/files/communication-next-steps-sustainable-europe-20161122_en.pdf

[2] Disponible online: https://ec.europa.eu/europeaid/sites/devco/files/communication-proposal-new-consensus-development-20161122_en.pdf

[3] Eurostat, “Sustainable Development in the European Union – A statistical glance from the viewpoint of the UN Sustainable Development Goals (2016)”

Leave a Reply