empresa-y-desarrollo

La empresa es un actor principal en la transformación de las sociedades. Potenciar el efecto positivo de transformación de la empresa –maximizando su contribución al desarrollo local-   y reducir sus efectos negativos, puede tener un impacto relevante en los contextos donde opera.  Y además es también beneficioso para la empresa al reducir los riesgos y aportar estabilidad a las inversiones. Cada vez más las empresas integran la sostenibilidad medioambiental y social en sus estrategias corporativas.

Para avanzar en esta línea es importante la implicación de la empresa pero también el establecimiento de un entorno propicio facilitado por el sector público así como la participación de los consumidores primando con sus compras a las empresas más alineadas con la sostenibilidad. Los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas suponen una gran oportunidad de acción colectiva en el que el sector privado puede tener un gran protagonismo.

Ver artículos